jueves, 30 de marzo de 2017

MUJERES del Dakar Rally de 1993

Llegó otro jueves con #ThrowBackThursday que nos transporta en el tiempo y nos hace recordar a las MUJERES pioneras en el automovilismo.
Como hace más de 3 meses, seguimos contando la historia del Dakar Rally, y hoy nos vamos al año 1993.


Placa del Rally Dakar del año 93

La gran noticia de esta edición fue que Gilbert Sabine le vendía los derechos de la carrera a la Amaury Sport Organisation (ASO).
Y el otro gran anuncio fue que después de la edición a Ciudad del Cabo, el rally volvía a su recorrido original con salida del Trocadero en París y llegada a la ciudad de Dakar, Senegal.

Sin embargo, el 15º aniversario de la carrera fue un poco "infeliz" debido a que la caída en el número de inscriptos continuaba y era preocupante, solo se anotaron 154 participantes, nunca había sido tan baja.
En el caso de las motos, tuvo la menor cantidad de inscriptos en toda la historia del Rally Dakar, menos de 50.

Al respecto del recorrido, en la etapa 2 Beni Ounif-El Goléa, un tercio de los competidores quedan empantanados en las dunas de El Goléa, en Mauritania. Solo 18 motos y 82 autos/camiones siguen en carrera.
Este año la salida no se adelantó y fue el 1º de enero del 93 desde la Place du Trocadéro, París. La llegada fue el 16 de enero al Lac Rose en Dakar. El día de descanso fue el 10 de enero de 1993 en en Adrar, Argelia.

Como ya dijimos, el total de inscriptos fue realmente muy bajo, aún más bajo que en la primera edición de 1979. Solo hubo 153 inscriptos totales, que se dividieron en 46 motos, 65 autos y 42 camiones, incluidos los de asistencia.
Y llegaron a Dakar menos de la mitad, solo 67 vehículos, que fueron apenas 12 motos, 44 autos y 11 camiones.


El informe de prensa de la 15ª edición del Dakar 93

Respecto de las MUJERES, también continuó la tendencia decreciente, esta vez tenemos información de que participron nada más que 4 y no hubo ninguna tripulación femenina, fueron 2 moterAs y 2 copilotAs.

No hemos podido encontrar en nuestra búsqueda web la lista completa de inscriptos, por eso en muchos casos nos faltan los números de participantes o algunos otros datos. Esperamos que nuestros lectores y seguidores puedan ayudarnos con datos que sepan o documentos que tengan en su poder. 😁 😁

Entonces comenzamos nuestro repaso por las moteras, de las cuales lamentablemente ninguna pudo llegar al final en el Lago Rosa.

La primera fue la francesa Marianne Bernard, anotada con el #8 al mando de una Suzuki DRS 350, que abandonó.

La segunda motera fue la experimentada alemana Jutta Kleinschmidt con el #11 en su Yamaha 660 XTZ del World Marathon Team.
Infelizmente también abandonó después de la sexta etapa El Golea-Bordj Imar Dris en Marruecos. En esa misma 6ª etapa del día 8 de enero, fiel al espíritu Dakar, Jutta ayudó a Jean Luc Martin, que tuvo una caída, y luego terminó la etapa 17ª.
En la edición del 7 de enero de 1993 del diario español Mundo Deportivo, en su página 29 citaba a Jutta diciendo:
"Aunque mi profesión es la de ingeniero físico y trabajo en un centro de investigación, acabo de abandonar mi oficio para consagrarme a la moto.
De momento estoy poniendo a punto un macroequipo de 20 pilotos alemanes que participará en el próximo Raily Faraones. Además, pienso organizar ‘stages’ de pilotaje y tomar parte en la Copa del Mundo de Rallies Todo Terreno".

~~~~

Con respecto a las MUJERES de las que tenemos información en la categoría automóviles, sabemos que no hubo tripulaciones femeninas ni tampoco pilotAs.
Hubo dos copilotAs, ambas con experiencia de haber competido antes en el Rallye Paris-Dakar.

Marianne Bernard en la rampa de salida del Dakar Rally 1993.

La primera fue la francesa Josette Gaudy, a bordo del Toyota KDJ 80 #240 del equipo Surplus 4x4 junto con Paul Charmasson, que abandonó.

Y la otra copilotA presente en esta edición fue la holandesa Mieke Tijsterman, de nuevo acompañada por su esposo Kees Tijsterman, pero no tenemos información del vehículo que tuvieron esta vez ni del número de inscriptos.
Siguiendo la pésima suerte de las MUJERES en esta edición, Mieke también abandonó.

Antes del comienzo de esta 15ª edición del Paris-Dakar Rallye, durante el mes de diciembre, Mieke le dio una amplia entrevista al diario holandes NRC Handelsblad en el que habló bastante de su experiencia como dakariana.
Pudimos traducir esta entrevista al español con ayuda del traductor de Google y aquí les dejamos algunos trechos:
"Todos piensan que el desierto es aterrador y peligroso, yo creo que es cómodo, placentero, relajante. Es imposible explicarle a alguien que no tiene la experiencia propia lo que siento allá".
"¿Yo aventurera? Nací y me crié en Waddinxveen, me casé con Kees que también es de Waddinxveen. Nada del otro mundo". Recepcionista en una editorial en Capelle, pero siempre le gustó viajar lejos, y de preferencia sin guía turística.
Por experiencia, Mieke puede escuchar cuando el motor de un auto anda mal, "una válvula o el filtro de aire", pero no sabe repararlo, y tampoco nunca lo intentó. "Puedo cambiar los neumáticos, solo eso". Dice que puede cambiarlos en 4 minutos. "En la arena, eso es rápido, ¿sabés?"
Cuenta que todo empezó hace 9 años cuando fueron de vacaciones con unos amigos de Argelia hacia Marruecos y llegaron en pleno cruce del Dakar Rally. Tanto les gustó la atmósfera y la carrera que al año siguiente decidieron anotarse.
No sabían nada, apenas podían leer las instrucciones de la hoja de ruta. "Había cursado francés en la escuela durante 6 años", pero no veía la falta de idioma como una desventaja. "Si dominás bien el idioma podés pensar mucho cuando lees los datos. Ahora sigo las indicaciones y más. También podría pedir el roadbook en inglés, pero prefiero el francés".
Mieke llevaba casada con Kees más de 10 años cuando se anotaron en su primer Dakar, y por miles de kilómetros de arena confían y dependen uno del otro. "En casa, en general también trabajamos juntos codo a codo. De verdad que no lo habría hecho sola, no, no".
El volante es propiedad de Kees, ella casi nunca estuvo al volante. "Manejé tal vez tres veces en todos estos años. Simplemente no puedo hacerlo tan bien como hago la navegación".
Dice que son bastante tranquilos cuando andan en el auto "no hablamos mucho", prefieren concentrarse, él en el camino, ella en la hoja de ruta. Tampoco ponen música, "es imposible, un cassette se rompería por la arena. Lo peor es con la ropa, es terrible. Queda todo cubierto, mi nariz queda tapada hasta dos semanas después del rally".
El reconocimiento que tienen en el mundo del rally es grande. Como amateurs han tenido un rendimiento superior. En 1989 fueron quintos en su clase. Ahora, en esta edición, tienen su propio camión de asistencia con tres mecánicos, pero no se compara con los grandes equipos, porque siempre les falta dinero. Tampoco tienen tiempo para hacer entrenamientos previos, "¿qué deberíamos hacer acá en Holanda?" Apenas cada uno trabaja en el estado físico.
¿Cuál es su secreto? "Somos sensatos. No hacemos locuras. He visto a tipos rudos, grandotes llorar en sus autos. Ya no podían soportarlo. Así que nosotros no lo llevamos tan al extremo".
Comenta que cada rally todavía lo consideran como vacaciones. "Africa es el área más hermosa del mundo. Todavía es real". Le divierte conocer a las poblaciones locales en los campamentos y bivacs. "Otros corren cuando ven que la gente se acerca rápidamente, cierran las ventanas y traban las puertas. Yo salgo, trato de hablar un poco con ellos. He tenido a un montón de niños enseñándoles a cantar. Nunca tengo miedo". Les regala gorras y remeras y su propia ropa. Lo aprecian mucho. A veces vuelve a ver al año siguiente a alguien que usa con orgullo la remera que ella le regaló. Y también le hacen regalos de agradecimiento.
Como mujer no cree que el calor y la arena sea más difícil para ella, "es igual de difícil para todos". Tienen que dormir en carpas y si tienen suerte pueden ducharse. "Con frecuencia viene gente de alguna aldea con baldes o bidones de agua". A veces no se reconoce "si veo fotos mías en el rally no me reconozco, estoy toda negra".
También la comida es un tema. Deberían conformarse con lo que les da la organización "¡Y no es rica!" No hay tiempo ni instalaciones para preparar alguna receta. "En el día de descanso, a veces estoy lista para treinta tallarines o freir 5 huevos". Siempre adelgazan durante el rally, ella unos pocos kilos, Kees más de 15. "Es más gordo que yo, entonces adelgaza más rápido". Durante el rally beber es más importante que comer, pero también se controlan para no estar orinando seguido.
Cuando nació su hijo, Tim, hace dos años ella no dejó de ir al desierto. "Tenía un mes cuando hicimos el París-Ciudad del Cabo. Sentí que recién había tenido a mi bebé después de ese rally". Aunque lo extrañan, no dejarían de correr "en una semana en la playa tendría más dificultades que ahora". No cree que como padres sea muy riesgoso el rally. "Los accidentes suceden, pero estamos bien atados con el cinturón y tenemos el casco puesto. Y nuestro auto no es tan duro. Además, Kees es muy consistente. Si está cansado para, y punto".

Los invitamos a pasar por nuestra página de Facebook para ver más fotos sobre esta publicación.
Y si tienen más datos, por favor, entren en contacto con nosotras. 😊 Les estaremos muy agradecidas. 😁 😁

~~~~••••~~~~
Para enterarse de más historias y noticias sobre el automovilismo femenino, visiten nuestra página en Facebook, llamada MUJERES TUERCAS.

jueves, 23 de marzo de 2017

Las dakarianas del año 1992

Que bueno que tenemos un nuevo jueves para seguir con estos  #ThrowBackThursday contándoles las historias de las MUJERES pioneras en el automovilismo deportivo.
Continuamos contando, como desde hace un par de meses, la historia de las participantes femeninas en el Dakar Rally. Hoy nos toca hablar de la edición 14ª del año 1992.

Una de las placas que identificó esta edición del Dakar Rally.

Entre los cambios que hubo ese año, también se cambió el auspiciante principal, que pasó a ser la empresa de lubricantes y combustibles Total, de origen francés.
Pero el cambio más fuerte de esta edición fue el del recorrido, un cambio radical, sin precedentes, que hasta impulsó que esta edición 14ª adquiriera otro nombre.
La salida fue del castillo Château de Vincennes y Gilbert Sabine decidió cambiar el lugar de llegada, así cambió todo. Ya no es más París-Dakar sino que es París-Ciudad del Cabo.
Esta decisión se tomó debido al descenso en el número de inscriptos de las últimas 2 ediciones y para renovar un poco la carrera, que recorriera paisajes nuevos.
Atrás quedó el desierto Teneré/Sahara y se internaron en otros contextos: las tormentas de arena, la guerra civil en Chad y los ríos desbordados en Namibia. Cruzarían África de norte a sur, desde los paisajes tradicionales de arena y dunas, al África subecuatorial de bosques olvidados, montañas y lagos. Del invierno francés, al verano sudafricano en solo 30 días.

El otro importante cambio, que se quedaría hasta la actualidad, fue la incorporación por primera vez de un sistema de posicionamiento satelital conocido como GPS.
Además, en el aspecto deportivo, hubo 2 ausencias importantes en motos: la del equipo oficial Honda por primera vez desde la creación del rallye en 1979, y la del quintuple ganador Cyril Neveu después de 13 apariciones.
Y la parte triste fueron las muertes; de Jean-Marie Sounillac y Laurent Le Bourgeois, que manejaban un auto de asistencia el cual volcó y dio varios tumbos, en la 4ª etapa Syrte-Sabha en Libia, el 27 de diciembre; y del ganador de 1989 en motos, Gilles Lalay, que murió por fracturas cervicales en una confusa colisión con una camioneta médica de la organización, que aparentemente circulaba en dirección opuesta a la carrera, el 7 de enero en el enlace de la etapa 15 Franceville-Pointe Noire en Congo, en cuyo especial había terminado 4º. A pesar de los esfuerzos por reanimarlo durante dos horas del cirujano y del paramédico que viajaban en el auto que colisionó contra Lalay, no pudieron salvarlo.

La placa que usaron los vehículos durante la edición del Dakar Rally de 1992,
conocido como París-Ciudad del Cabo.

Lo único que se mantuvo, fue la salida adelantada, para el día de Navidad, el 25 de diciembre de 1991 desde el castillo Château de Vincennes en las afueras de París.
La llegada fue el 16 de enero de 1992 a Ciudad del Cabo, en Sudáfrica.
Y hubo dos días de descanso, el 8 y 9 de enero de 1992 en Pointe-Noire, Congo.

La cantidad de inscriptos fue de 332, eran 98 motos, 133 autos y 101 camiones.
La cantidad de competidores que cruzaron toda África y arribaron a Ciudad del Cabo, fue de 169, es decir, un 50%. Fueron 45 motos, 68 autos y 56 camiones.
Según lo que pudimos investigar, participaron 5 MUJERES, por lo que se mantuvo la tendencia descendente... y por primera vez en muchos años no hubo una tripulación femenina. De las 5 MUJERES inscriptas, 2 eran moterAs, 2 eran pilotAs y 1 copilotA, pero la buena noticia fue que por primera vez hubo un 100% de efectividad en sus resultados, porque TODAS llegaron a la meta final en Ciudad del Cabo.

No hemos podido encontrar en nuestra búsqueda web la lista completa de inscriptos, por eso en muchos casos nos faltan los números de participantes o algunos otros datos. Esperamos que nuestros lectores y seguidores puedan ayudarnos con datos que sepan o documentos que tengan en su poder. 😁 😁

Las dos moteras, además de compartir categoría, compartían nacionalidad, ya que eran ambas alemanas.
Con el #16 en una Suzuki DRS 350 estaba Patricia Schek, que llegó 24ª y después no volvió a participar en más de 10 años, porque decidió realizar una larga pausa en su carrera para dedicarse a su familia.
Jutta Kleinschmidt en el 14º Rally París-Ciudad del Cabo de 1992.

La otra motera alemana fue Jutta Kleinschmidt, competía con el #20 sobre una BMW R 100 GS y llegó 23ª, lo que le hizo ganar la Copa de Damas.
Esta fue su segunda participación en motos y, como anécdota de lo difícil que es, se supo que corrió los últimos 5 días con un pie roto.

~~~~

También hubo 2 pilotas en la categoría autos, pero ellas no compartían nacionalidad.
Con el #224 compitió al volante de un Toyota Land Cruiser KZJ73 del equipo Team Yamato la japonesa Kaori Okamoto, junto a Hiroshi Fujisaki, que llegó 71ª.
La otra pilotA, de la que lamentablemente no tenemos el número de inscripta, fue la francesa, ya con bastante experiencia en correr el Dakar Rallye, Anne-Charlotte Verney, a bordo de un Nissan, con Ramón Termens de tripulante, que llegó 21ª.
Y también francesa fue la nacionalidad de la única copilota de esta edición, otra experimentada con varios rallyes a Dakar (sumando este caso especial a Ciudad del Cabo) en su haber, navegante en la Toyota Land Cruiser HDJ80 #223, Anne-Marie 'Nanouk' de Belabre, corrió con Gérard Sarrazin y fue la mejor clasificada al llegar 13ª.

Los invitamos a pasar por nuestra página de Facebook para ver más fotos sobre esta publicación.
Y si tienen más datos, por favor, entren en contacto con nosotras. 😊 Les estaremos muy agradecidas. 😁 😁

~~~~••••~~~~
Para enterarse de más historias y noticias sobre el automovilismo femenino, visiten nuestra página en Facebook, llamada MUJERES TUERCAS.

jueves, 16 de marzo de 2017

PilotAs, moterAs y copilotAs del Dakar Rally de 1991

Llegó otro #ThrowBackThursday que nos impulsa a recordar a las MUJERES pioneras en el automovilismo.
Continuamos con la historia de las MUJERES en el Dakar Rally, y esta vez nos dedicamos a la 13ª edición de 1991.

En esta edición la salida fue el 29 de diciembre de 1990 desde Chevilly, París, la llegada fue el 17 de enero de 1991 en el Lac Rose de Dakar, Senegal y el día de descanso fue el 9 de enero en Agadez, Níger.


La placa del Paris-Tripoli-Dakar de 1991

Por 4º año consecutivo el auspiciante principal de la prueba fue la marca de electrodomésticos japonesa Pioneer y de nuevo se usó el puerto de Trípoli, en Libia como lugar de cruce del Mar Mediterraneo.

Esta fue una de las ediciones más difíciles, para cuando comenzaron la 5ª etapa Dirkou-Agadez ya habían abandonado un tercio de los competidores. Aunque la victoria siguó en poder francés, pasó de Peugeot a Citroën.
La sorpresa fue la cantidad masiva de inscriptos japoneses en todas las categorías, incluso hay 2 MUJERES.

Los inscriptos totales fueron 406, un número que empezaba a preocupar, de los cuales 113 fueron motos, 184 autos y 109 camiones. Solo llegaron 174 vehiculos al Lac Rosé, en Dakar: 46 fueron motos y 128 fueron autos/camiones.

Aunque, lamentablemente, la cantidad de mujeres participantes continuó reduciéndose, y este año solo participaron 6 MUJERES en total en todas las categorías, sin embargo la gran mayoría consigue llegar a la ciudad de Dakar.
De las 6 MUJERES participantes, 1 es moterA, 3 pilotAs y 2 copilotAs con 1 binomio femenino.

No hemos podido encontrar en nuestra búsqueda web la lista completa de inscriptos, por eso en muchos casos nos faltan los números de participantes o algunos otros datos. Esperamos que nuestros lectores y seguidores puedan ayudarnos con datos que sepan o documentos que tengan en su poder. 😁 😁


Patricia Schek, en esta imagen capturada del diario La Vanguardia,
edición del 5 de enero de 1991.

Empezamos el recuento por la moterA, que ya tenía experiencia en Dakars rallies anteriores: la alemana Patricia Schek con el #105 sobre una Suzuki. Llegó 41ª, delante de su padre y ganó por segunda vez la Copa de Damas.

~~~~

El resto de las MUJERES compitió en automóviles.

Hubo una sola tripulación completa femenina, que estaba formada por dos francesas.
Lamentablemente no tenemos información suficiente sobre su número de inscripción, sabemos que corrieron a bordo de un Toyota del equipo Yamato Team, fueron Carole Vergnaud y la experimentada Anne-Marie 'Nanouk' de Belabre.
Llegaron 73ªs y ganaron la Copa de Damas. 
En la 3ª etapa Ghat-Tumu de 681km tuvieron 10 pinchaduras de neumáticos y terminaron la etapa solo con 2 neumáticos.

Les contábamos de la cantidad de japoneses participantes en esta edición, y hubo 2 MUJERES.
Sabemos que una fue pilotA, aunque no tenemos info ni del número, ni del tipo de vehículo, ni del apellido de su copiloto, —si es que lo tuvo— así que ¿tal vez haya corrido en un buggy?...
Su nombre es Naoko Matsumoto, que abandonó en esta edición, aunque volvió en varias ediciones posteriores.


La foto de prensa de la tripulación femenina francesa:
Carole Vergnaud y 'Nanouk' de Belabre. Agradecemos al sitio Passion Dakar.

La otra japonesa participante, piloteó un Toyota, del que desconocemos su número, junto con un tripulante que se apellidaba Chausson, pero no tenemos más datos. Fue Kaori Okamoto y llegó 49ª.

Y nos queda la última MUJER de esta edición, otra copilotA con bastante experiencia dakariana.
La holandesa Mieke Tijsterman, que corrió junto con su marido Cees Tijsterman en un Toyota del que no tenemos el número de inscriptos, pero sabemos que llegó 16ª.

Los invitamos a pasar por nuestra página de Facebook para ver más fotos sobre esta publicación.
Y si tienen más datos, por favor, entren en contacto con nosotras. 😊 Les estaremos muy agradecidas. 😁 😁

~~~~••••~~~~
Para enterarse de más historias y noticias sobre el automovilismo femenino, visiten nuestra página en Facebook, llamada MUJERES TUERCAS.

jueves, 9 de marzo de 2017

MUJERES dakarianas de la edición de 1990

Es momento de otro #ThrowBackThursday perfecto para recordar a las pioneras MUJERES en el automovilismo y sus historias que nos inspiran a diario.
Como hacemos desde hace tres meses, seguimos contando la historia de las MUJERES en el Dakar Rally.

Cambiamos de década, terminaron los ochentas y estamos en la 12ª edición de 1990.
Placa del 12º Dakar Rally de 1990

Por tercer año consecutivo, el auspiciante continuó siendo el mismo de los años anteriores, la marca de electrónica japonesa Pioneer.
El gran anuncio de esta edición fue el regreso de la categoría camiones, que pasaron a competir recorriendo la misma ruta que los automóviles.
En lo deportivo, la salida volvió a adelantarse al 25 de diciembre en Navidad, el rallye duró 21 días hasta el 16 de enero y, lo más importante para los corredores, es que no hubo días de descanso a mitad del recorrido.
Un recorrido cuyo único cambio respecto al año anterior fue en el cruce del Mar Mediterraneo, que esta vez se volvió a hacer por los puertos de Marsella y Trípoli, por eso esta edición se conoció como 12º Rallye Pioneer Paris-Tripoli-Dakar.
La cantidad de participantes mantuvo la tendencia descendente de años anteriores y fue un poco menos a la edición previa, 465 inscriptos totales, conformados por: 236 autos, 136 motos y 93 camiones. Los que llegaron a la ciudad de Dakar fueron un poco menos de un tercio, 133 vehículos distribuidos en 64 autos, 46 motos y 23 camiones.

No hemos podido encontrar en nuestra búsqueda web la lista completa de inscriptos, por eso en muchos casos nos faltan los números de participantes o algunos otros datos. Esperamos que nuestros lectores y seguidores puedan ayudarnos con datos que sepan o documentos que tengan en su poder. 😁 😁

Las informaciones parciales que hemos podido recopilar indican que participaron solo 6 MUJERES en esta edición. Solo una moterA y una tripulación completamente femenina, 2 pilotas y 3 copilotas.

Patricia Schek con su BMW GS 80 en el Rallye Dakar 90.

La única moterA presente en esta edición fue la alemana Patricia Schek con el #129 al mando de su BMW GS 80 (construída por su padre Heribert) con la que llegó 45ª y ganó la Copa de Damas.

~~~~

Entre los automóviles tuvimos apenas una tripulación femenina, la de las japonesas Kaori Okamoto y Emiko Rossi, de quienes no tenemos su número de competencia ni tenemos confirmado con qué vehículo compitieron, solo sabemos que abandonaron. Sin embargo, ganaron un premio, la Copa Lada-Poch porque en la 6ª etapa entre Ghadamès y Ghat ambas, que debutaban en la carrera, superaron numerosos obstáculos.
Después de reparar su vehículo pasaron, durante la noche, 60km de dunas difíciles y llegaron al bivac a las 7am, pero no pudieron continuar debido a las condiciones en que quedó su auto.

El Nissan Terrano manejado por la pilotA Anne-Charlotte Verney en el Dakar del 90

La otra pilotA al volante fue, una vez más, la francesa Anne-Charlotte Verney, manejando un Nissan Terrano #237 del Nissan Dessoude Team (con su copiloto apellidado Tornare), que lamentablemente abandonó.

Y después hubo dos copilotAs con experiencia previa en el Paris-Dakar, una holandesa y una francesa.

La holandesa fue Mieke Tijsterman, tripulando el Toyota 4Runner #228 junto con Cees Tijsterman, que también abandonó.

Y la copilotA francesa fue Anne-Marie 'Nanouk' de Belabre, sobre otro Toyota 4Runner (junto a Marc Lacaze) #249 con el que llegó 50ª.


Los invitamos a pasar por nuestra página de Facebook para ver más fotos sobre esta publicación.
Y si tienen más datos, por favor, entren en contacto con nosotras. 😊 Les estaremos muy agradecidas. 😁 😁

~~~~••••~~~~
Para enterarse de más historias y noticias sobre el automovilismo femenino, visiten nuestra página en Facebook, llamada MUJERES TUERCAS.

jueves, 2 de marzo de 2017

Dakarianas de la 11ª edición del Paris-Dakar 89

Llegó el jueves con su #ThrowBackThursday que nos recuerda a las MUJERES pioneras en el automovilismo, en especial en el Dakar Rally.
Hoy les contamos sobre la edición 11ª de 1989 del Paris-Dakar.

En esta edición, el auspiciante principal volvió a ser Pioneer y de nuevo cruzaron el Mediterraneo por el puerto de Barcelona hasta el puerto de Túnez; por eso esta 11ª edición se conoció como Paris-Barcelona-Tunez-Dakar.
Placa de la edición de 1989, aunque dice Argel, no cruzaron por esa ciudad.

Por primera vez, la hoja de ruta la diseñaba un excompetidor, Phillippe Vassard, que ya había competido en las 10 ediciones anteriores. Y pasaba por Libia en donde el Coronel Gadafi ofrece combustible grátis para toda la caravana en la 3ª etapa Tozeur–Ghadames.
El combustible fue, justamente, el mayor problema de todo el rally, tanto por su escases en algunas etapas como por su baja calidad y octanaje que en muchos casos arruinaron motores de algunos vehículos.

Otro cambio importante fue la eliminación de la categoría camiones después de los accidentes mortales que sucedieron en 1988 y también que la salida se adelantó, realizándose en Navidad para evitar que el final coincidiera con el inicio del Rally de Monte-Carlo.

En lo referido al aspecto deportivo hubo 473 inscriptos totales, una importante caída respecto del año anterior, que probablemente fuese porque no corrieron camiones. Fueron 241 autos, 155 motos y 77 vehículos de asistencia.
Solo llegaron a la ciudad de Dakar 209 vehículos, que eran 100 autos, 60 motos y 49 transportes/camiones de asistencia.

No hemos podido encontrar en nuestra búsqueda web la lista completa de inscriptos, por eso en muchos casos nos faltan los números de participantes o algunos otros datos. Esperamos que nuestros lectores y seguidores puedan ayudarnos con datos que sepan o documentos que tengan en su poder. 😁 😁

Tenemos informaciones parciales de que participaron 10 MUJERES, la misma cantidad que en la edición anterior. Hubo 2 tripulaciones completamente femeninas, 3 moterAs, 2 pilotAs y 5 copilotAs.

Las 3 moteras eran de 3 nacionalidades diferentes.

Con el #6 estuvo la italiana Patrizia Wolf al mando de una Honda XR 250 R con la que llegó 32ª, sin ninguna penalización, y ganó la Copa de Damas.
Fue su último Dakar, y fue una tristeza cuando falleció 2 años después, en 1991 durante un entrenamiento con el equipo ciclístico Team Bianchi debido a un accidente con un vehículo. Una escultura en su honor en la Piazza Allende en la ruta a Ozzano Emilia recuerda a todos los ciclistas muertos o heridos.

La francesa Nicole Bassot volvió por última vez, usó el #105 sobre una Suzuki DR Z 800 con la que abandonó.
Y no volvió a anotarse nunca más, hasta hoy mantiene los récords de más participaciones (7) y menos finales, 6.

La última moterA fue la pionera española Ariadna Tortosa con el #106 en una Suzuki Djebel, abandonó en la 2ª etapa. Tuvo una salida complicada al romper el embrague antes del prólogo que lo realizó todo en 2ª velocidad.
Ariadna fue la primera española en correr en motos y abrir el camino 20 años antes de Laia Sanz o Rosa Romero.

~~~~

En los autos tuvimos 2 tripulaciones de MUJERES, una toda francesa y otra toda española.
La tripulación francesa iba en el #434 Nissan Terrano con Anne-Charlotte Verney al volante y Anne-Marie 'Nanouk' de Belabre de navegante. Abandonaron, luego de un accidente, en la 13ª etapa Tumbuctu–Bamako, en el que dieron varias vueltas campana.

La otra tripulación femenina la formaban las españolas Begoña Kaibel y Susi Cabal a bordo de un Nissan Patrol Turbodiesel-Fichet del que no tenemos el número y con el que abandonaron en la cuarta etapa por un defecto en el motor de su auto (o debido al combustible de baja calidad) que les hizo romper el pistón.
Antes de la salida comentaban: “Para nosotras es una gran oportunidad. No tenemos miedo a nada, aunque sabemos que esto no es fácil, que hay que superar muchas dificultades y que la carrera se hace interminable. Pero nos hemos preparado a fondo y si tenemos suerte, llegaremos. Seguro”.


Y nos quedan 3 copilotas, dos eran francesas y una de Holanda.


En el Mitsubishi Pajero #228 estaba la holandesa Mieke Tijsterman con Cees Tijsterman.
Llegó 5ª, fue el primer auto de competidores amateurs sin respaldo oficial de ninguna fábrica.
Hasta el día de hoy este es el mejor resultado para una holandesa en el Dakar.
Este logro les valió la felicitación de Gilbert Sabine (el padre de Thierry) y del múltiple campeón de rally (y ganador del Paris-Dakar) Ari Vatanen que dijo sobre ellos: "Tienen la mentalidad y la estrategia correcta".


La primera copilotA francesa fue Josette Gaudy, en el Toyota #265 de su equipo Surplus 4x4, acompañada de Paul Charmasson. Lamentablemente no sabemos cual fue su resultado en esta edición.
Fue una pena enterarnos de su muerte hace unos años en el Sahara debido a una picadura de mosquito.

La otra copilotA francesa de la que tenemos información sobre su participación en esta 11ª edición del Rallye Paris-Tunez-Dakar fue Odile Viemon, que corrió sobre el Renault Espace 4x4 #316 con Michel Mokrycki y abandonó.

Los invitamos a pasar por nuestra página de Facebook para ver más fotos sobre esta publicación.
Y si tienen más datos, por favor, entren en contacto con nosotras. 😊 Les estaremos muy agradecidas. 😁 😁

~~~~••••~~~~
Para enterarse de más historias y noticias sobre el automovilismo femenino, visiten nuestra página en Facebook, llamada MUJERES TUERCAS.

jueves, 23 de febrero de 2017

PilotAs, moterAs y copilotAs del Dakar Rally de 1988

Un #ThrowBackThursday más para recordar a las MUJERES en el automovilismo que abrieron camino, y otra nueva oportunidad para conocer un poco más de aquellas que estuvieron en el Dakar Rally.

Esta semana nos vamos a la edición de 1988, diez años después de que esta aventura comenzara.
Este año el auspiciante principal oficial es Pioneer, la marca japonesa de electrónica y se bate el récord de inscriptos con más de 600.
La placa identificatoria de esta 10ª edición del Dakar Rally

Una décima edición en la que se cancelan cinco especiales, uno es el especial llamado "Infierno" (en la 6ª etapa: Djanet–Djado de 742 km de enlace) debido a que los camiones de repostaje de querosen no pudieron llegar a su posición.
Otra cancelación sucede en la etapa 9 Niamey–Kidal de 646 km en la que solo se corre el especial después de problemas logísticos y diplomáticos con el gobierno italiano de Mali que denegó el permiso de circulación por el espacio aéreo sobre esa zona militar.
también se cancelan dos etapas debido a los terribles vientos que soplan y generan tormentas de arena: la 16ª etapa Moudjeria–Nouakchott (enlace de 647 km) y la 17ª etapa Nouakchott–Richard Toll con enlace de 510 km.

Otra situación que preocupó mucho a la organización fue la cantidad de muertos y heridos, que elevó la lista total en los 10 años a 26. Además hubo 50 heridos y dos participantes quedaron paralíticos debido a sus heridas.
Hasta el Vaticano expresó sus quejas por esta situación a través de su diario L'Osservatore Romano que describió la carrera como: "un insulto inaceptable a la dignidad del hombre y una vulgar muestra de poder y riqueza en lugares en donde los hombre siguen muriendo de hambre y sed".
Hubo 6 muertos, de los cuales 3 fueron competidores —un motociclista francés, un mecánico holandés (que motivó el retiro del equipo de Jan De Roy) y un piloto francés— y 3 espectadores, una madre con su hijo en Mauritania murieron cuando un auto de la televisión se abrió paso entre un grupo de espectadores, y una niña de 10 años fue atropellada por un camión en Mali.
La agencia de noticias africana, PANA, de la ciudad de Dakar escribió sobre los 3 espectadores muertos: "Estas muertes son insignificantes para los organizadores. Son gente anónima que no les pesan fuerte en comparación con la muerte de una estrella", en referencia al accidente del 86 de Thierry Sabine y Daniel Balavoine.

Y por si fuera poco, aparecieron problemas políticos ya que los gobiernos de Burkina Faso y Costa de Marfil prohibieron que la carrera pase por sus territorios. Además el presidente de Senegal, Abdou Diouf, dijo que debían estudiar si el rally "debe continuar o debe terminar".

En lo estrictamente deportivo, como les contamos se batió el récord de inscriptos, fueron 603 en total; 183 motos, 311 autos y 109 camiones. De los cuales apenas 1/4 llegaron al Lago Rosa en Dakar: 151 vehículos divididos en 34 motos y 117 entre autos y camiones.
No hemos podido encontrar en nuestra búsqueda web la lista completa de inscriptos, por eso en muchos casos nos faltan los números de participantes o algunos otros datos. Esperamos que nuestros lectores y seguidores puedan ayudarnos con datos que sepan o documentos que tengan en su poder. 😁 😁
Podemos confirmar la participación de 10 MUJERES, 4 moterAs, 3 pilotAs y 3 copilotAs.

Tres nacionalidades estaban presentes en las 4 moteras: Alemania, Italia y Francia, pero ninguna llegó al final.

La italiana fue Patrizia Wolf (que nació en Alemanía pero se nacionalizó italiana) al mando de la Yamaha TT 600 Mitsubishi Racing Team #119 que abandonó porque tuvo un inconveniente en la sexta etapa.

Patricia Schek, su padre Heribert y Jutta Kleinschmidt corrieron con BMW

Las dos alemanas compitieron con BMW. La primera fue Jutta Kleinschmidt, en su debut en la carrera, con el #133 en una BMW Motorrad R 80 GS AM Team, abandonó.
Y la otra fue Patricia Schek en una moto construída por su padre Heribert: una Schek-BMW GS 80 AM Team #135 que también abandonó.

La otra moterA restante fue la experimentada Nicole Bassot de Francia, de quien nos faltan los datos de su moto y su número de inscripta, pero sabemos que abandonó.

~~~~

Entre los autos también hubo tres nacionalidades: Holanda, España y Francia, pero sí tuvimos MUJERES en la llegada.

Las dos pilotAs fueron francesas: Anne-Charlotte Verney al volante de un Proto Mitsubishi, que desconocemos cual fue su número y quienes fueron sus copilotos, abandonó por un problema de motor.
Corinne Koppenhague, que volvía de nuevo a las 4 ruedas en su décima participación sobre un Range Rover, del que, lamentablemente, no tenemos datos de su número, copilotos ni resultado.

La copilotA española fue Maite Blasco, la primera española en inscribirse, a bordo del Nissan Patrol #469 con Antoni Durán y David Oliveras, también abandonó.

Y quien cambió la suerte fue la copilotA holandesa Mieke Tijsterman, en su 3ª participación con Cees Tijsterman, en el Mitsubishi Pajero 5 puertas 1ª generación 4x4 #242 con el que llegó 8ª.

~~~~

Hubo una sola tripulación femenina... ¡en los camiones!
Fueron las francesas Francoise ElbyElysabeth Krilov (con Jean Gazel) en el Mercedes-Benz Unimog #624 con el cual abandonaron.

Los invitamos a pasar por nuestra página de Facebook para ver más fotos sobre esta publicación.
Y si tienen más datos, por favor, entren en contacto con nosotras. 😊 Les estaremos muy agradecidas. 😁 😁

~~~~••••~~~~
Para enterarse de más historias y noticias sobre el automovilismo femenino, visiten nuestra página en Facebook, llamada MUJERES TUERCAS.

jueves, 16 de febrero de 2017

Las MUJERES del 9º Rallye Paris-Alger-Dakar 1987

Otro jueves de #ThrowBackThursday para recordar la historia de las pioneras en el automovilismo femenino.
Continuamos con la historia del Dakar Rally en sus primeras ediciones durante la década del 80.

Estamos en la 9ª edición de 1987, un año después de la trágica muerte de su creador Thierry Sabine.

Luego de la muerte de Thierry, su padre Gilbert Sabine y su esposa Suzanne Fournais continuaron con el rally respetando la voluntad de Sabine, pero la edición de 1987 tendría varios cambios.
El primero era comercial, ya que había un nuevo auspiciante: Telefunken.
Placa identificatoria del 9º Rallye Paris-Alger-Dakar de 1987

Otro cambio fue la salida, ya no sería en la ciudad luz de París, sino que esta vez salieron de Versalles y, otro cambio más fue que por primera vez cruzaron hasta África desde un puerto no francés, ya que lo hicieron por el puerto de Barcelona, España en una etapa enlace de 1200 km. En Barcelona fueron recibidos de forma calurosa por los catalanes, que calcularon en más de un millón de personas, algo que los organizadores no esperaban y agradecieron:
"Ha sido algo encantador. Esta acogida demuestra que esta prueba es internacional. Lástima que Thierry no hubiese decidido antes embarcar en Barcelona, pues también hubiera participado de este entusiasmo, de esta calurosa acogida. No cabe duda que nos encantaría volver el próximo año".

Gilbert Sabine y Suzanne Fournais

Desde el punto de vista deportivo, más allá de los cambios de logística que comentamos antes, la cantidad de inscriptos pegó un importante salto y volvió a superar los 500, fueron 539 anotados para participar. Divididos en 154 en motos, 312 en autos y 73 en camiones.
De todos estos solo llegaron a la ciudad de Dakar 124 competidores en total, es decir, menos de un cuarto... no todas las cosas cambiaron.

No hemos podido encontrar en nuestra búsqueda web la lista completa de inscriptos, por eso en muchos casos nos faltan los números de participantes o algunos otros datos. Esperamos que nuestros lectores y seguidores puedan ayudarnos con datos que sepan o documentos que tengan en su poder. 😁 😁

De las 154 motos que compitieron solo una correspondió a una MUJER, y entre los automóviles en esta edición no hubo ningún binomio femenino.
El descenso en la participación femenina lamentablemente sería una situación que comenzaría a repetirse en años subsiguientes y ya no se recuperaría el explendor de contar con más de 20 MUJERES compitiendo en esta carrera.

La única MUJER que compitió en las dos ruedas en esta edición fue la francesa Nicole Bassot, pero no hemos podido encontrar información sobre el número que tenía ni la marca y modelo de su moto en esta edición. Suponemos que continuó con la misma marca que corrió en la edición previa de 1986, es decir Suzuki, pero no tenemos ni siquiera una foto para confirmarlo. Sí sabemos que abandonó sin completar la competencia.

Por el lado de los autos, como les contamos, no hubo tripulaciones totalmente formadas por MUJERES, pero sí encontramos información de que hubo 2 pilotAs y 1 copilotA.

La primera pilotA fue la francesa Veronique Anquetil, que debido a la gravísima caída y posterior lesión que ya les contamos que sufrió en la edición anterior, decidió cambiar de categoría y pasar a las 4 ruedas. Pero no tenemos datos de su número ni de quien fue su copiloto. De nuevo, apelamos a la ayuda de nuestros seguidores y lectores para aportarnos más información.
Sabemos que comenzó con problemas ya desde la primera etapa al sufrir una penalización antes de llegar a Barcelona, por saltearse un semáforo. "No quería que el camión que me seguía me embistiera", fue lo que Veronique dijo.
Al final, abandonó en la etapa 11 (Tahoua – Niamey) de 600 km.
Y, luego de participar en 6 ocasiones, decidió colgar el casco y no volver a anotarse nunca más, en ninguna clase.

La dupla holandesa de Cees y Mieke Tijsterman en 1987

La otra pilotA fue una debutante, también francesa: Joëlle Pasquier, que hizo su debut y despedida a bordo de una Lada Niva con el #367, aunque nos falta la información sobre quien fue su copiloto...
Sabemos que abandonó y que movió cielo y tierra para poder comprarse la camioneta Lada y participar en el Telefunken París-Alger-Dakar del 87.
Mientras competía escribió un diario de viaje que posteriormente se transformó en un libro, el cual relata las aventuras de los pilotos particulares, aquellos que corren sin contar con camiones de asistencia ni respaldo oficial de algún fabricante.

La única copilotA también fue la única MUJER en llegar a la meta en Dakar en esa edición de 1987.
La holandesa Mieke Tijsterman, en el Mitsubishi Pajero creemos que número #325 (pero no tenemos ninguna confirmación) junto con Cees Tijsterman, llegó 12ª al Lago Rosa, repitiendo el buen resultado de llegar y más aún, mejorando la ubicación en 30 puestos.

Los invitamos a pasar por nuestra página de Facebook para ver más fotos sobre esta publicación.
Y si tienen más datos, por favor, entren en contacto con nosotras. 😊 Les estaremos muy agradecidas. 😁 😁

~~~~••••~~~~
Para enterarse de más historias y noticias sobre el automovilismo femenino, visiten nuestra página en Facebook, llamada MUJERES TUERCAS.